Atrás | PDF

Empieza la clase

Autor: (Anónimo)

Tipo de texto: Narrativo


Una mujer joven entró en la clase y cerró la puerta. Era Sandra, la profesora de música. Llevaba el pelo recogido en una coleta y los ojos maquillado con un rabito negro. Sus manos, llenas de sortijas, dieron unas palmadas.

Sandra exclamó sonriente:

-¡Atención! Basta de charla. Quiero que os conozcáis. Venid, niñas.

La niña del lazo rojo dijo:

-Yo soy Jasmina- y sonrió. Le faltaban dos dientes.

Los chicos dijerosn sus nombres.

Luego la profesora hizo una seña a la niña de ojos azules y dijo con voz dulce:

-Ésta es Luisa. Luisa sabe tocar el piano.

Luisa se puso tan roja que Juan pensó que se iba a echar a llorar en cualquier momento.

-Luisa, ¿quieres tocar algo al piano? -preguntó la señorita Sandra con suavidad.

-Vale, musitó Luisa, tan bajito que casi no se oía.

La niña se dirigió al piano y se sentó ante él con la espalda recta. Sus manos se posaron sobre el teclado con delicadeza, apenas lo rozaban. Los niños se quedarson silenciosos. El aire se llenó de expectación.

De repente, Luisa comenzó a tocar. Parecía que sus pequeñas manos volaban sobre el teclado. Presionaban las teclas arrancándoles sonidos que se combinaron para formar un precioso vals.

La música inundó de alegría la clase y una sonrisa embelleció la cara de Luisa mientras interpretaba. Pero el vals era muy corto y pronto terminó.