La Feria
Obra: página web | Autor: Hello Kitty Kitty | Tipo de texto: Narrativo | Etapa: Primaria | Lecturas: 1337
Compartido por: Hello Kitty el 2014-05-08
4 actividades para el aula | Añadir audio-lectura
Leer a pantalla completa | PDF | Favorito

LA FERIA

Cada año llega la feria a la colonia en la que viven Claudia y Nicolás; es una feria grande y tiene todo tipo de diversiones. Un viernes, cuando Claudia y Nicolás salían de la escuela con sus amigos, vieron que ya estaban instalando los puestos, la rueda de la fortuna y el carrusel; se emocionaron y empezaron a hacer planes para ir el domingo, todos juntos, a divertirse.

Todos iban muy contentos, menos Rafael; él estaba muy pensativo.

¿Qué te pasa, Rafa?, preguntó Nicolás.

¿No quieres ir con nosotros a la feria? —preguntó Claudia.

Lo que pasa —respondió Rafa— es que tal vez no pueda ir; mis papás me dijeron que el próximo domingo iremos a visitar a unos tíos que viven un poco lejos de aquí, y a mí me gustaría ir con ustedes porque así me divertiría mucho más.

Todos los niños se quedaron muy callados, estaban pensando qué hacer para que Rafa pudiera ir con ellos.

De pronto, Guadalupe dijo:

¡Pero si no hay problema! Pedimos permiso a nuestros papás para ir el sábado y así podremos ir todos juntos.

¡Qué buena idea! —dijeron los demás a coro.

Ese mismo día los niños pidieron permiso a sus papás. La mamá de Claudia y Nicolás dijo que ella también iría para cuidarlos.

Cuando los papás de sus amiguitos supieron esto se sintieron muy tranquilos y los dejaron ir.

El sábado por la tarde ya funcionaban todos los juegos: los caballitos, la rueda de la fortuna, los cochecitos, el tren, los volantines; había tantos, que los niños no sabían a cuál subirse primero.

Por fin decidieron subir todos a la rueda de la fortuna, les gustaba sentir algo así como un hoyo en el estómago cada vez que la rueda bajaba. Claudia gritaba mucho, Rafa alzaba los brazos, Guadalupe y Nicolás reían y cogían fuertemente la barra de protección de su asiento.

Así, durante un buen rato los niños subieron a varios juegos, hasta que Nicolás dijo:

¿Qué les parece si mejor vamos a la casa de los sustos?, yo ya estoy mareado por tantas vueltas que hemos dado.

Rafa y Claudia estuvieron de acuerdo, pero Guadalupe prefirió no entrar porque le daba mucho miedo la obscuridad.

Al salir de la casa de los sustos la mamá de Claudia y Nicolás compró globos y dulces para todos.

Ya había obscurecido, era hora de regresar a casa. Los niños estaban contentos porque habían podido ir juntos a la feria.



¿Recomendarías su lectura en el aula? Por favor, valora del 1 al 10 este texto.

Valoración: 6.7/10 (10 votos)


Actividades para el aula añadidas por los usuarios
Añadido por agripinoaguilarsm el 2014-09-26

Actividades en Cuadernos:

1.- Escribir cinco acciones de tu vida, cuándo nó debes pedir permiso a tus papás,

2.- Escribe cinco acciones de tu vida, cuándo sí debes pedir permiso a tus papás, 

Añadido por agripinoaguilarsm el 2014-09-26

Actividades en Cuadernos:

1.- Escribir cinco acciones de tu vida, cuándo nó debes pedir permiso a tus papás,

2.- Escribe cinco acciones de tu vida, cuándo sí debes pedir permiso a tus papás, 

Añadido por zenon bellido el 2014-08-23
Añadido por Hello Kitty el 2014-05-08

Solo lo usuarios registrados en el Banco de Textos pueden añadir actividades para el aula.
Iniciar sesión | Registro
Consultas y sugerencias en sergioabad@gmail.com o en Twitter: @sabad
Conoce también mis otros recursos didácticos: El generador de fichas para imprimir, Dicta2.0 y Goodrae

Licencia Creative Commons